Alimentación

2017-01-15-russianblue-palmera-02

Los felinos son carnívoros por naturaleza y en estado salvaje su alimentación se basa fundamentalmente en proteína. La expresión “somos lo que comemos” también ha de servirnos de guía en este caso y si queremos gatos saludables, debemos preocuparnos por alimentarlos debidamente.

Es importante tener en cuenta estos aspectos:

  • Utiliza siempre la lógica.
  • No escatimes en gastos a la hora de comprar comida para tu gato: se trata de una inversión en su salud. La comida de calidad tiene un precio más elevado que el resto pero probablemente a la larga nos ahorre bastantes costes veterinarios y bastantes quebraderos de cabeza.
  • Una vez elegida la dieta óptima para tu felino, no la cambies continuamente, ya que cambios continuados pueden provocarle alteraciones intestinales porque su sistema digestivo no logra adaptarse a los distintos componentes que le suministramos. Lo mejor es probar una dieta, ver durante unos días como la acepta y digiere y si no le sienta del todo bien, buscar otras alternativas; Si por el contrario le gusta y lo digiere en condiciones, ¡adelante con ello! Si funciona, mejor no tocarlo.
  • Cualquier cambio que hagamos en su dieta deberá de ser paulatino y lo iremos introduciendo poco a poco durante aproximadamente 3 semanas, que es lo que el animal tardará en tolerar una ración completa. Es normal que durante los primeros días observemos heces más blandas y podemos ayudar en su digestión con algún complemento prebiótico natural (de venta en centros veterinarios) pero si se prolonga demasiado en el tiempo, significará que nuestro gato no tolera correctamente ese alimento y debemos suavizar su dieta.
  • Los gatos también pueden tener alergias, independientemente de la edad que tengan, así que mucha atención siempre que cambiemos algo en su alimentación.
  • Si el cambio de dieta le provoca vómitos, y sabemos que no ha comido nada raro que le esté provocando una obstrucción, deberemos regresar a la dieta habitual y descartar el nuevo producto.
  • Los gatos también se empachan: si ves que se come todo lo que cae en sus garras y come demasiado deprisa y a las horas lo vomita todo, es normal. Simplemente encárgate de regularle las cantidades diarias y repártelas en varias tomas.
  • El recipiente de agua deberá de ser preferiblemente de cristal o de plástico transparente para que el gato pueda ver el fondo (¡les gusta más!) y estar en un lugar distinto al que habitualmente acude a comer. Si ponemos comedero y bebedero juntos, puede suceder que el animal acuda a beber agua pero al oler la comida se “olvide” de su sed y opte por comer, provocándole de este modo trastornos digestivos.
  • No toleran bien la lactosa de adultos, así que mejor no darles leche de forma habitual. El yogur suele gustarles pero yo solo lo utilizo para que se tomen alguna medicación específica y de forma muy esporádica.
  • También podemos darles SNACKS duros o blandos como premio o chuchería, pero sin abusar. En este caso es importante también que no sean excesivamente grasos y si además sirven de aporte vitamínico, mejor que mejor. Si no habéis probado con los liofilizados, es un gusto ver la buena aceptación que tienen 🙂 Cada vez que saco el bote, es una fiesta.
  • En cuanto a la elaboración de recetas caseras para tu gato, si no eres experto en nutrición no conviertas este tipo de ingesta en su dieta principal y compleméntala con pienso seco y comida húmeda de calidad. Pero será estupendo que de vez en cuando cocines para él, ¡faltaría más!
  • Cuidado con las tomaduras de pelo del gato. Pueden convertirse en seres muy exigentes y selectivos y si les das pie puedes tirar raciones enteras sin que tan siquiera las prueben. La solución, siempre y cuando estemos hablando de un gato sano sin requerimientos de alimentación específicos,  es sencilla: no les ofrezcas más comida hasta que se acaben la ración y se acabarán comiendo lo que tengan en el cuenco.   Debemos ser nosotros los que marquemos la dieta y no ellos.
  • Si no dispones de alguna planta en casa de hierba gatuna o de algún trozo de jardín con césped donde el gato pueda comer hierba para purgarse y expulsar más fácilmente las bolas de pelo, puedes darle complementos de malta que le ayudarán. Se vende en forma de snacks o pastillas y suele gustarles. También hay piensos específicos ricos en malta que nos sacarán del apuro.
  • Lo ideal es crear los hábitos de alimentación desde que el gato es chiquitín, ya que a edades tempranas están más abiertos al cambio, pero en el caso de que tu gato llegara a ti en edad adulta, tampoco hay nada imposible. Con paciencia y cariño acabará comiendo sano.

2017-01-15-russianblue-piedra-y-madera-04

El PIENSO SECO es uno de los componentes principales de la dieta de todo gato casero y debemos poner especial atención a la hora de elegirlo.  Existen marcas sobradamente reconocidas en el mercado que cumplen con estándares de calidad elevados y que proporcionarán todos los nutrientes necesarios a nuestro animal.    Lo ideal es continuar con la marca a la que está acostumbrado el gato desde pequeño, pero si sabemos que el producto que consumía no cumple con los mínimos necesarios, deberemos replantear un cambio.

Antes de comprar grandes cantidades, lo mejor es hacer pruebas de tolerancia comprando bolsas de poca cantidad, por ejemplo 400 gramos y ver como lo acepta.

Cuidado con los piensos baratos: contienen poca proteína  y grandes cantidades de cereales; eso disminuye su precio pero a la vez estamos alimentando a nuestro gato con un producto de baja calidad y bajo contenido de carne/pescado, lo que puede ocasionar problemas de salud graves.

Poniéndonos todavía más quisquillosos, siempre será mucho mejor que en la etiqueta nos especifiquen no solo el porcentaje de proteína que contiene el pienso sino también su origen (siempre será de más calidad un producto donde nos especifican el tipo de carne concreto del que está hecho el pienso que uno que rece “proteína de origen animal”, donde todo tiene cabida)

Afortunadamente hoy en día existen piensos en el mercado específicos para cada etapa de la vida del animal e incluso adaptados a las características de razas específicas.  Busca cual es el más apropiado para tu gato y haz la prueba.

La COMIDA HÚMEDA se ve justificada porque a veces puede parecer que la ingesta de agua no esté entre las prioridades vitales del gato;  los gatos salvajes se alimentan de presas pequeñas que les aportan nutrientes y una parte importante de agua pero los gatos domésticos generalmente no cuentan con esas oportunidades de caza y no siempre están lo suficientemente hidratados.  Es muy importante, si no queremos que nuestro gato desarrolle obesidad, que sea de gran calidad y que leamos atentamente su composición antes de decantarnos por comprar una marca u otra.    Darles una lata de cualquier cosa que compremos en el súper es contraproducente.

Ojo con ponerles la comida demasiado fría porqué podría inducir al vómito.  Lo suyo es que esté a temperatura ambiente e incluso un poco templada.  Para calentarla no la metas en el microondas.  Lo suyo es improvisar un baño maría sencillito (puedes calentar un bol de agua en el microondas y meter dentro la latita o el sobre de plástico unos minutos) y si vas con mucha prisa, puedes añadir un poquito de agua caliente a la comida para calentarla.  Si no se acaban la lata de una vez, puedes guardarla en la nevera un par de días como mucho.

En mi caso he optado por marcas ecológicas o de mucha calidad y de alto contenido en proteína y además las compro por internet y me las sirven a domicilio, lo cual es comodísimo.  Si queréis más información sobre marcas (hay más de las que creemos), cantidades por edad (no siempre hay que guiarse por lo que indica la etiqueta del producto), donde comprar calidad a buen precio, que marcas parecen gustar más, etc.,  podéis mandarme un e-mail a nova.russianblue@gmail.com y estaré encantada de contestar a vuestras dudas.

Para concluir, una pequeña reflexión: un gato no come en cantidades industriales, con lo que cambiar a una dieta mucho más sana tampoco supone un incremento del gasto inasumible y sí hará que podamos estar más tranquilos y nuestros gatos más sanos y felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s